Print Download PDF Embed

News Release

Un informe describe nuevas estrategias para mejorar la gestión de los riesgos de desastres naturales

 

  • Una visión para gestionar los riesgos de desastres naturales incluye recomendaciones para reducir el impacto de los desastres naturales.
  • Es fundamental ampliar la base de conocimientos y recursos que utilizan los Gobiernos para estar preparados para los desastres.
  • El informe destaca la importante función de un gestor de riesgos en cada país que se dedique a coordinar los esfuerzos dirigidos a la preparación ante desastres.
  • Para obtener más información sobre el informe, visite: www.weforum.org/natural_disasters_es
Río de Janeiro, Brasil. Un nuevo informe del World Economic Forum, Una visión para gestionar los riesgos de desastres naturales, publicado hoy, incluye recomendaciones para mejorar la gestión de los riesgos de desastres naturales y reducir su impacto. El informe, escrito en forma conjunta con ARUP, Lloyds of London y Swiss Re, entre otras empresas, ofrece recomendaciones para reducir el impacto de desastres naturales mediante el mejoramiento de la preparación física y financiera por medio del uso de los recursos de los sectores público y privado. 
El informe se centra en presentar las aptitudes y los recursos de otras partes interesadas que, de otra manera, serían insuficientemente utilizadas (como las instituciones bancarias y de seguros, las industrias relativas a la ingeniería y la construcción, los medios de comunicación y los servicios públicos), para aumentar la capacidad del sector público en relación con la gestión de los riesgos que, por lo general, implica enfrentarse a limitaciones, especialmente, cuando ocurre un desastre a gran escala. El informe describe tres pilares generales, sobre los que se basan las recomendaciones detalladas:
  • Conocimiento de los riesgos: Crear proyectos de difusión de conocimientos para la comunidad local a fin de modificar los comportamientos por medio de datos comprensibles sobre los riesgos y la valoración de estos; la recopilación y el mejoramiento de los datos sobre riesgos para la comunicación sobre el entorno cambiante de los riesgos.
  • Reducción del riesgo: Establecer programas de incentivos para mejorar la resistencia por medio de la inversión en el acondicionamiento de edificios y el fortalecimiento de la infraestructura; establecer un nuevo proceso de planificación urbana que incluya los conocimientos y la experiencia de los expertos en ingeniería y seguros para garantizar que las nuevas estructuras se construyan en áreas de menor riesgo y que cumplan con suficientes códigos a fin de lograr resistencia física.
  • Gestión de riesgos: Crear un enfoque coordinado respecto de la mitigación de los riesgos por medio de un gestor de riesgos centralizado en cada país a fin de evitar un enfoque aislado, aumentar la preparación financiera para los golpes graves que no pueden ser cubiertos por seguros tradicionales, garantías ante catástrofes y fondos nacionales.
En vista de la creciente cantidad de personas afectadas por desastres naturales, el informe menciona la urgente necesidad de nuevas estrategias para la mitigación de los desastres y de incentivos para promover inversiones que permitan lograr una mayor resistencia. Con el aumento de los riesgos de desastres naturales, debido al aumento de la población en áreas vulnerables, del desarrollo urbano y del cambio climático, debe aplicarse un cambio en los incentivos para la inversión en la resistencia de las viviendas y de la infraestructura, mediante programas para el acondicionamiento de las estructuras existentes y la planificación de la tierra, a fin de garantizar el desarrollo de áreas seguras con estructuras de alta resistencia. Como ejemplos de dichas nuevas herramientas, el informe menciona un nuevo conjunto de productos financieros, desde los microseguros, pasando por los fondos nacionales, hasta las garantías ante catástrofes, que ahora ofrecen una mayor transferencia de riesgos.
El informe también destaca la importante función que desempeña el gestor de riesgos de un país en el mejoramiento de la coordinación de los recursos, a fin de lograr una mitigación más eficaz entre los distintos departamentos gubernamentales, además de la inclusión de recursos externos. Tal enfoque puede permitir que se anticipen mejor los complejos riesgos secundarios. Este concepto, aplicable a todos los países, puede aportar una plataforma para el desarrollo de una capacidad eficiente y cooperación internacional, y para compartir conocimientos y recursos. Debido a que los países menos desarrollados se ven desproporcionadamente afectados por los desastres naturales, según el informe, la comunidad internacional cumple una función importante en cuanto a enfrentar los desafíos a escala global, y por medio de un enfoque equitativo y coherente para reducir la pérdida de vidas.
“Por otro lado, observamos que las pérdidas ocasionadas por los desastres naturales aumentan y, por otro lado, las capacidades para resolver esas dificultades son limitadas. Los países más vulnerables suelen ser los más afectados; asimismo, la crisis financiera ha reducido la resistencia de muchos países industrializados”, comentó Michel M. Liès, Presidente, Alianzas Internacionales, Swiss Re, Suiza. “Observamos un aumento en la demanda de soluciones innovadoras para el financiamiento de riesgos del sector público y enfoques integrales de gestión de riesgos soberanos, para encontrar maneras de disminuir los impactos físicos y financieros de los desastres y permitir una recuperación más rápida”. 
“Los recientes episodios ocurridos en Japón demostraron la dificultad para prepararse para los riesgos secundarios y poder gestionarlos”, comentó Elaine Dezenski, Director Sénior de Iniciativas ante Riesgos. “Para coordinar los sectores público y privado, se necesita un organismo de gestión de riesgos sólido y de gran alcance, como el gestor de riesgos nacional propuesto en este informe”.
“Las aptitudes y los recursos del sector público y las comunidades locales no suelen ser utilizados suficientemente”, comentó Andrew Chan, Vicepresidente de ARUP Group. "Si mejoraran las comunicaciones y la coordinación entre la comunidad internacional y los sectores público y privado, se podría generar un conjunto más grande de recursos disponibles y mejorar la eficiencia en la preparación de los edificios, lo que permitiría una respuesta y una recuperación más rápidas durante las fases de un desastre”. 
Entre los colaboradores en la elaboración de este informe, se encuentran: ARUP, Deloitte, HSBC, Liberty Mutual, Lloyd’s, State Farm, Swiss Re, Thomson Reuters, Wharton School University of Pennsylvania y Zurich.
Información adicional

 


The World Economic Forum is an international institution committed to improving the state of the world through public-private cooperation in the spirit of global citizenship. It engages with business, political, academic and other leaders of society to shape global, regional and industry agendas.

Incorporated as a not-for-profit foundation in 1971 and headquartered in Geneva, Switzerland, the Forum is independent, impartial and not tied to any interests. It cooperates closely with all leading international organizations (www.weforum.org).