Las empresas que brindan outsourcing pueden garantizar que la información esté almacenada de una manera que permita realizar business intelligence y big data.

Actualmente, el outsourcing se posiciona como una de las grandes tendencias en distintos procesos del mundo empresarial, así que hablar de tecnología no será la excepción, pues las soluciones transforman y consolidan los centros de datos y servidores distribuidos por medio de tecnologías emergentes de infraestructura en tiempo real, como la virtualización y automatización de procesos.

Recientemente hemos estado hablando con muchos directores de informática de bancos sobre el tema del outsourcing. Estas son cosas que hemos descubierto y que destacan un renovado interés en la práctica.

Priorizar, para soportar las presiones de la industria

El outsourcing usualmente no era un asunto que agradara a los directores de bancos. En tan sólo unos cuantos años, las objeciones llegaron rápida y firmemente, aun cuando se demostró que los beneficios eran convincentes. Pero hoy, cuando preguntamos en una conversación sobre outsourcing, escuchamos muchas veces las preguntas: “¿es seguro?, ¿qué hay de nuevo?, ¿quién lo hizo?, ¿cómo funciona?”.

Una de las razones para el cambio son simplemente las experiencias positivas y las funciones que se han subcontratado, pues después de mucha ansiedad y planes piloto, ahora se ven reflejadas en una reducción de gastos.

Desde 2008, el sector bancario se ha visto afectado por la crisis, la recesión, la pérdida de confianza de los consumidores, la avalancha de regulaciones y el surgimiento de modelos digitales. La dirección de la banca está muy enfocada en la solución de estos desafíos que son fundamentales para seguir adelante y por lo cual los directores están cada vez más dispuestos a dejar que otras empresas asuman la responsabilidad de otras áreas.

Cuando uno lo piensa, probablemente sea el momento de dejar de llamarlo outsourcing; algunos lo califican como contratación adecuada, pero la realidad es que cuando el director general del banco comienza a enumerar lo que desearía y no desearía subcontratar, todo lo que está haciendo en realidad es priorizar y optimizar recursos.

El outsourcing ofrece nuevas soluciones

En general, las funciones obvias ya han sido subcontratadas: procesamiento de tarjetas de crédito, recursos humanos, diversas funciones de finanzas y contabilidad, y así sucesivamente. Por lo tanto, las direcciones de los bancos están ampliando sus objetivos y sus expectativas, no sólo en incrementar su economía, sino también en ofrecer mejores soluciones a los clientes.

El soporte para el usuario final en estos días ilustra cómo la conversación del outsourcing ha cambiado: antes era un área clave para el director de informática para asegurar los estándares de rendimiento y mantener el control sobre la utilización de las tecnologías de la información (TI) por parte del banco; ahora, como lo dijo un director de informática, “nos ha costado mucho trabajo competir por proveedores de TI con talento, y quiero que los nuestros estén enfocados en el diseño de productos innovadores y esas cuestiones, y no en el servicio a los usuarios finales, pero al mismo tiempo, quiero que nuestros usuarios finales cuenten con servicios de primera calidad que se ajusten a sus necesidades y estilos de trabajo, sin preocuparse por seguridad, conformidad y control”.

Conforme la gestión de datos se hace más sofisticada, se convierte en un candidato más idóneo para el outsourcing. Su complejidad es mayor debido a la nube, pero también por el creciente número de tecnologías que permiten a los bancos obtener valor significativo de sus datos, tanto estructurados como no estructurados.

Las empresas que brindan outsourcing pueden garantizar que la información esté almacenada de una manera que permita realizar Business Intelligence y Big Data; también puede proporcionar niveles más altos de integridad y seguridad.

Por las transacciones específicas y demandantes del sector bancario, la información pertinente y de calidad es un factor sumamente importante; por los requerimientos internos y externos, las operaciones deben hacerse vía internet y con grandes cantidades de datos. Por lo tanto, el sector bancario requiere de profesionales altamente capacitados para desarrollar y aplicar técnicas avanzadas de ingeniería en sus sistemas, que además aprovechen la experiencia de los proveedores de servicios. La adecuada aplicación de esta experiencia es un punto importante para obtener el éxito.

 

 

Con la colaboración de Forbes  

Autor: Helcio Beninatto presidente de Unisys en Latinoamérica.

REUTERS/  Vivek Prakash