Esta sesión clave de Davos ha contado con la presencia de Haruhiko Kuroda, gobernador del Banco de Japón, Laurence D. Flink, presidente y CEO de BlackRock, Christine Lagarde, Directora General del Fondo Monetario Internacional, Martin Wolf, editor asociado y comentarista principal de economía del Financial Times, Wolfgang Schäuble, ministro Federal de Finanzas de Alemania y Philip Hammond, canciller del Tesoro del Reino Unido.

Estas son las principales preguntas se han formulado durante el debate:

¿Tendrá Brexit un impacto negativo en la UE?

Hammond dice que intentarán que las relaciones comerciales entre Reino Unido y la UE puedan proseguir y siga habiendo acceso al mercado europeo.

"La UE seguirá siendo nuestro mayor socio comercial, redunda en el beneficio de Reino Unido que el mercado único tenga éxito y siga creciendo. Es necesario mantener la competititvidad y seguiremos operando de acuerdo con la normativa y la reglamentacion europeas. Si se nos retira el acceso al mercado único, tendremos que encontrar la manera de ser competitivos",

¿Cómo van las cosas en Japón?

"La prioridad sigue siendo superar la deflacción. Las empresas han alcanzado niveles récord, la tasa desempleo es de un 3%, la tasa de inflaccion es positiva, y se ha mantenido positiva desde 2013, pero la estabilidad de precios del 2% aún no se ha alcanzado", dice Haruhiko Kuroda.

Un cambio significativo desde el segundo semestre ha sido la recuperación del comercio y la manufactura; la economía ha ido mejorando gracias al mercado tecnológico, el precio de productos básicos y los tipos de interés a largo plazo se estabilizaron, y el paquete de reformas ha permitido que la economía crezca en torno al 5%. Las empresas son más proactivas y se prevé una senda de crecimiento.

¿Qué panorama económico veremos en Estados Unidos?

Larry Flink cree que Trump y el "brexit" han dado a mucha gente "una voz", impulsando el gasto y la confianza. "Hemos ganado confianza y estamos dispuestos a ganar más. Las acciones se han duplicado desde las elecciones, la bolsa apuesta por algunas de las políticas del presidente electo, pero después habrá que esperar a ver si el mercado está en lo cierto y si podemos financiar estas políticas". Flink ha añadido que deben considerar la subida del IVA, lo cual tendrá un efecto en los hogares, pero esto no se aplicará en los productos de la canasta básica. Otro problema es el envejecimiento demográfico y los planes de pensiones. Va a tener que retrasarse la edad de jubildacion, y esto afectará a los jóvenes y sus oportunidades laborales.

¿Qué efectos tendrán las medidas económicas de EEUU a nivel global?

De acuerdo con Flink, "debemos prestar atención al resto de socios a los que prestamos divisas". Mantener buenas relaciones con los acreedores es importante, y especialmente con Japón y China, ha destacado.

¿Brexit convertirá a Gran Bretaña en "la Singapur del Támesis"?

"Hammond y un servidor estamos de acuerdo en que tenemos que gestionar la situacion", Reino unido es un gran socio, ha dicho Wolfgang Schäuble. Londres "seguirá siendo un importante centro financiero para Europa".

¿Será China el único garante del libre comercio?

"Prefiero esperar a conocer las decisiones concretas del gobierno de EEUU, antes de pronunciarme. Pero el mundo occidental no va a dejar la defensa del libre comercio únicamente a China. En el G20 siempre hemos trabajado para eliminar o reducir los obstáculos al libre comercio, habra que esperar a ver que ocurre", ha dicho Schäuble. En este sentido, ha concluido, Europa en conjunto debe ser más competitiva. El euroescepticismo y "brexit" deben servir como un aviso para los europeos.

¿Qué efectos puede tener la desregulación?

Una carrera a la baja en impuestos, regulación financiera y comercial tendría consecuencias devastadoras, ha dicho Christine Lagarde.

¿Cuál es el cisne negro que puede hundir la economía global?

Larry Fink afirma que las nuevas tecnologías perjudicarán a las economías que no están preparadas para la innovación y que han basado su crecimiento en mano de obra barata. Esto acentuará las divisiones económicas a nivel mundial y acusará las diferencias de renta.

Por su parte, Hammond cree que el populismo y el envejecimiento demográfico son presiones más urgentes que el cambio tecnológico.