Las personas de la India, China y Taiwán son las que menos saben sobre sus países. Los holandeses, británicos y surcoreanos son los que más saben.

Eso es lo que indica una encuesta de Ipsos MORI, “Riesgos de la percepción”, que llevó a cabo en 40 economías con una serie de cinco preguntas que luego ordenó según cuánto se acercaban a la verdad.

Las preguntas abarcaban aspectos tales como lo que la gente pensaba que era el tamaño de la población, qué proporción de la población era musulmana, qué porcentaje del PIB se gastaba en salud, qué porcentaje de la riqueza era propiedad de los más pobres y cuántas personas tenían casa propia.

Tamaño de la población

Cuando se trataba del tamaño de la población, la mayoría de los encuestados fueron bastante precisos, con un margen de error en torno al 5 %.

Los alemanes fueron los más precisos, y en el otro extremo quedaron los ciudadanos de Hong Kong y Singapur con una diferencia del 10 %.

Población musulmana

Cuando se les preguntó qué porcentaje de la población era musulmana, la mayoría sobrestimó la cantidad. Francia, Sudáfrica y Filipinas estuvieron muy lejos, con una diferencia del 24 %.

Turquía e Indonesia fueron los únicos que subestimaron la cantidad de musulmanes en sus poblaciones.

Asistencia médica

En promedio, los ciudadanos de cada una de las economías pensaban que sus gobiernos gastaban más porcentaje de su PIB en asistencia sanitaria de lo que realmente gastan.

Los indonesios pensaban que era el 39 %. La cifra real es de solo el 3 %.

Los malasios, tailandeses e hindúes tuvieron una diferencia de alrededor del 25 % con la cifra real. Los polacos, rusos y húngaros fueron los más cercanos a la realidad, el margen de error fue menor al 5 %.

Riqueza

Cuando se les preguntó qué porcentaje de la riqueza total era propiedad de los más pobres, la mayoría pensaba que la riqueza estaba distribuida de manera más uniforme de lo que realmente estaba.

En promedio, en estas 40 economías, solo el 15 % de la riqueza total es propiedad del 70 % más pobre, pero la estimación promedio es casi del doble, el 29 %.

Algunos países son increíblemente imprecisos: los hindúes piensan que este grupo posee el 39 % de la riqueza de su país cuando la cifra real es de apenas el 10 %.

Los norteamericanos también están muy alejados de la realidad: Piensan que el 70 % de la población más pobre posee el 28 % de la riqueza de su país, cuando en realidad es un cuarto de eso, solo un 7 %.

Pero cuando se trata de vivienda, hay muchas más personas que tienen casa propia de lo que creemos.

Creemos que solo el 49 % de las personas poseen o están comprando su casa, cuando en realidad el 68 % son propietarios de sus viviendas en estas economías.

Los hindúes son los más equivocados en este punto, piensan que solo el 44 % posee o está comprando su hogar, cuando en realidad es el 87 %.

Las personas son más tolerantes de lo que creemos

La encuesta incluyó otras siete preguntas sobre actitudes, como pedirle a la gente que adivinara qué porcentaje de sus conciudadanos pensaba que el sexo entre adultos no casados y la homosexualidad eran moralmente inaceptables. Los resultados mostraron que las sociedades son mucho más tolerantes de lo que se pensaba.

Por ejemplo, en 27 economías los ciudadanos pensaban que había mucha más gente intolerante a la homosexualidad, con una diferencia del 31 % en los Países Bajos y del 4 % en China.

La gente también estaba a menudo equivocada sobre las actitudes de sus conciudadanos con respecto al sexo entre parejas no casadas. En los Países Bajos se sobrestimó en un 29 %, y en los Estados Unidos en un 3 %. Solo un país respondió bien: Argentina.

Las personas pensaban que muchos más de sus conciudadanos consideraban el aborto moralmente inaceptable.

Las personas de 12 economías subestimaron qué sentían sus conciudadanos sobre el aborto, y en todas las demás se sobrestimó la cantidad.

Las personas son más felices de lo que creemos

Se preguntó a los encuestados qué porcentaje de su población decía estar feliz.

Sin excepción, la gente pensaba que sus conciudadanos eran menos felices de lo que realmente eran. Hong Kong y Corea del Sur estuvieron a dos tercios (61 % y 66 %, respectivamente) de la cifra real.

Los canadienses, noruegos y holandeses fueron mucho más optimistas, pero incluso ellos se equivocaron entre un 27 y un 28 %

Los resultados reales se extrajeron de varias fuentes verificadas, que incluyen la Encuesta Mundial de Valores y el Pew Research Centre.

¿En qué nos equivocamos?

Ipsos MORI sostiene que hay varias razones por las que nos equivocamos, desde luchar con las matemáticas y proporciones simples hasta la cobertura de ciertos temas en los medios de comunicación. También incluye factores como la psicología social, en otras palabras, nuestros propios prejuicios.

"Estamos a menudo más equivocados en factores que generan mucho debate en los medios de comunicación, como la proporción de nuestra población que es musulmana y la desigualdad económica", dice IPSOS Mori. "Sabemos por estudios previos que esto se debe en parte a que sobrestimamos las cosas que nos preocupan".

Las economías que peor andan también tienen poca cantidad de personas que usan Internet. "Dado que se trata de una encuesta en línea, se refleja el hecho de que esta población de clase media y más conectada piensa que el resto de las personas de sus países tienen más similitudes con ellos de lo que realmente tienen", dice la empresa de investigación.

Los resultados se basaron en las respuestas obtenidas de 27 250 personas de entre 16 y 64 años. Puede hacer la prueba aquí http://perils.ipsos.com/quiz/.