Los millennial no sólo se enfrentan a cambios culturales y tecnológicos que moldean sus vidas con rapidez, también son más pobres que sus padres.

Los buenos tiempos han terminado para los jóvenes trabajadores; según un reporte del McKinsey Global Institute, entre 2005 y 2014, los salarios reales en las economías avanzadas se mantuvieron estables o cayeron hasta en el 70% de los hogares, lo que impacta a más de 540 millones de personas.

En tanto, una investigación de The Guardian encontró que los nacidos entre 1980 y mediados de los 90, ganan considerablemente menos que el promedio en Reino Unido.

Aumentos en los precios de las viviendas, el desempleo y las deudas han golpeado con fuerza a los millennials y a sus ingresos. Aunque el impacto de estos factores varía a través de los países, se ha notado en naciones como Reino Unido, Italia, Francia, Canadá y Estados Unidos, según datos del Luxembourg Income Study.

Por su parte, México también ha presentado estos síntomas. Mucho se ha hablado de que no compran casas ni coches, pero eso es porque los salarios no son suficientes para aspirar a esos desembolsos.

La siguiente tabla muestra la evolución del salario mínimo en México desde 1935 y en ella podemos observar que en los años 70 tocó un máximo de casi 300 pesos a precios actuales. Asimismo, vemos que desde el año 2000 no ha habido un avance. Esto quiere decir que los millennials, que se incorporaron al mercado laboral en aquella época, no han tenido una mejora real en sus ingresos.

Evolución del salario mínimo en México desde 1935