La primera vuelta de las elecciones francesas ya ha sido celebrada y como resultado tenemos que pasarán a segunda vuelta para el próximo 7 de mayo, Emmanuel Macron y Marine Le Pen, con el 23,9% y el 21,4 % de los votos respectivamente.

Este resultado electoral es especialmente llamativo, debido a que por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, los partidos políticos que formaban parte del llamado "establishment" han sido eliminados en la primera vuelta.

Fuente: Statista España

El Partido Socialista Francés es quién se ha llevado la peor parte pues se ha hundido completamente en las elecciones, alcanzando un voto del 6,3%. Los conservadores que partían como favoritos hace 5 meses, tras los escándalos de corrupción, se han quedado fuera de la segunda vuelta con el 19,9% de los votos.

Fuerte alivio en los mercados que suben con fuerza

Como respuesta, los mercados están celebrado con fuertes subidas que finalmente quedara descartada la opción de una segunda vuelta que enfrentara a Le Pen y Jean-Luc Mélenchon, con sus respectivos partidos de extrema derecha y extrema izquierda.

En primer lugar, tras la primera publicación de resultados vimos cómo el euro protagonizaba fuertes avances frente al dólar, llegando a subir cerca de un 2% hasta los 1,0930 dólares, aunque en la actualidad cotiza con una subida del 1,20% hasta los 1,0857 dólares. Estos niveles implican alcanzar los máximos en los últimos cinco meses.

Las bolsas europeas están eufóricas tras los resultados, una vez descartada la posibilidad de que los partidos de extrema derecha y extrema izquierda se enfrenten en segunda vuelta

En Francia, el Cac 40 se esta apreciando un 3,64% hasta alcanzar los 5.243 puntos y en el mercado de bonos francés vemos como la rentabilidad de los bonos ha caído considerablemente debido a que el riesgo del "Frexit" se ha desvanecido tras las elecciones presidenciales francesas.

La olvidada prima de riesgo francesa que se conoce en Francia como "Le Spread" (en clara mención a Le Pen) está de celebración, pues el diferencial del bono francés a diez años ha caído un 32,80%, unos 20 puntos básicos. Si la prima de riesgo francesa de 62 puntos básicos el pasado viernes, ahora se ubica en los 41,80 puntos básicos.

En el resto de plazas europeas, se ha trasladado la euforia de las elecciones francesas... El EuroStoxx50 sube un 3,41%, el Ibex35 suma un 3,19% y el Dax30 avanza un 2,58%. Incluso al otro lado del Atlántico, las bolsas aplauden los resultados de Francia con una subida del futuro del S&P500 1,02%.

Se liquida el temor al Frexit

En las últimas semanas habíamos visto en el mercado de bonos franceses, que a medida que se acercaba la fecha electoral, la rentabilidad del bono francés se incrementaba por el riesgo al Frexit. Y es que la salida de Francia de la moneda única hubiera dejado al proyecto herido de muerte a falta de uno de sus socios principales.

El fantasma del Brexit ha estado presente en Francia que ha votado en estado de alerta máxima por los atentados terroristas que han involucrado al país galo. El Frexit se fundamentaba en los proyectos políticos de Marine Le Pen y Jean-Luc Melénchon que defendían una hipotetica salida del euro.

Le Pen desde el Frente Nacional ha reflejado un discurso del patriotismo económico con menor apertura. En lo referente a Europa quiere reforzar fronteras para controlar la inmigración, abandonar la moneda única y la realización de un referéndum para que Francia salga de la Unión Europea.

Por su parte, Jean-Luc Melénchon tenía un programa electoral en el que se reflejaba un aumento de impuestos y de gasto público, y también, una renegociación de los tratados europeos, que en el supuesto de no hacerse efectivo, hubiera planteado la salida de la Unión Europea.

A diferencia de Le Pen y Melénchon, Macron apuesta por más Europa, llevando a cabo un reconstrucción de las relaciones entre Francia y Alemania para crear una nueva cooperación a nivel europeo

Uno de los grandes temores sobre estas elecciones francesas era que el proyecto europeo se viera duramente afectado si Macron no conseguía ser candidato para la segunda vuelta. No sólo Macron ha conseguido ser candidato para la segunda vuelta sino que parte como gran favorito a una distancia de 20 puntos frente a Le Pen.