Después de casi una década de crecimiento económico, crecimiento que ha ayudado a sacar a millones de la pobreza, los últimos dos años han sido un gran desafío para América Latina. Dos años consecutivos de recesión han cobrado su precio, y los cambios a nivel internacional han dado lugar a una mayor incertidumbre.

En este marco, 1000 líderes de empresas, gobiernos y de la sociedad civil se reunieron en Buenos Aires para el 12.º Foro Económico Mundial sobre América Latina. Estos son algunos de los aspectos más destacados del primer día de reuniones.

América Latina ya lo ha visto todo

El auge del populismo en América del Norte y Europa ha sido noticia en el mundo occidental, pero a América Latina le resulta muy familiar. Y sabe que no funciona.

"Prometer a las personas cosas que no se pueden cumplir, es una receta para el desastre", dijo Felipe Larraín Bascuñán, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en la primera sesión del día.

"Prefiero perder una elección diciendo la verdad que engañar a la gente con falsas promesas", agregó.

En una sesión aparte, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, se hizo eco de estas palabras y habló de la decepción que sentían muchas personas en su país después de la administración Kirchner. "Los argentinos han tenido que lidiar con años de frustración y promesas incumplidas". Su trabajo ahora, dijo, era canalizar esas frustraciones hacia algo más positivo.

¿Otro tema candente en Occidente que les da a los latinoamericanos una sensación de déjà vu? Noticias falsas.

"Toda esta conversación sobre una realidad 'pos verdad' no es nueva", señaló un participante en una sesión de la mañana. "Estados Unidos tiene ahora un presidente que ataca a los medios de comunicación, pero esto en América Latina es conocido: Cristina Fernández de Kirchner lo hacía todos los días".

Pero si bien puede ser familiar, esta vez es diferente, en gran parte debido a las nuevas tecnologías disponibles. "Estamos sobrestimando la novedad, pero no estamos sobrestimando el impacto", dijo Felipe Estefan de Omidyar Network, una empresa social que ha invertido 100 millones de dólares para luchar contra las noticias falsas.

Revolución digital

Esta revolución digital está teniendo un impacto mucho más allá de la industria de los medios de comunicación. Mientras que casi todos los participantes en la reunión hablaron de las increíbles oportunidades que esta revolución creará, también reconocieron que la transición no será fácil.

"A corto plazo, tenemos mucho que temer", advirtió Ricardo Luna Mendoza, ministro de Relaciones Exteriores de Perú.

Si hay una parte de la vida que cambiará por completo esta revolución, es el mundo del trabajo.

"Los antiguos puestos de los trabajadores de cuello blanco desaparecerán o tendrán salarios más bajos", advirtió Susana Malcorra, ministra de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina. Y si bien se crearán nuevos cargos, eso será poco consuelo para quienes no cuenten con las habilidades necesarias.

"Para aquellos que han estado en la fabricación de autos, por ejemplo, ¿cree que se podrán convertir en profesionales de TI?", preguntó James Z. Li de McKay & Co.

Para América Latina, una región con la mayor brecha de habilidades del mundo, este tema será uno de los más importantes en los próximos años.

Las cosas están mejorando

Pero a pesar de la incertidumbre, tanto por los acontecimientos internacionales como por la revolución digital, el día terminó con una nota positiva: después de dos años de crecimiento económico negativo, las cosas están empezando a mejorar en América Latina.

"La región está saliendo de la recesión", predijo David Lipton del Fondo Monetario Internacional. "La región tiene la oportunidad de dar pasos importantes".