La construcción de una startup es una cosa, y convertirla en un negocio exitoso que revolucione toda una industria una historia completamente diferente. El panorama startup y los empresarios que los conducen podrían marcar las tendencias de negocio más impactantes y generalizadas de la última década. En 2014, Europa registró los mayores niveles de inversión en capital riesgo desde el auge de las puntocom, y las inversiones muestran pocas señales de desaceleración. Parece que todo el mundo quiere ser un empresario, iniciar su empresa y hacer un impacto en el mundo - pero, ¿por dónde empezar?

Cómo utilizar las tendencias de negocio en la creación de su empresa

Si se identifica como un empresario, es probable que desee explorar cada oportunidad potencial que se le aparezca. Tallar el nicho perfecto en el que su idea pueda germinar, crecer y prosperar es tan importante que fácilmente invertirá grandes cantidades de tiempo y energía en manifestar su visión.

¿Pero cuál es el sentido de toda esa inversión emocional (y monetaria) si su nueva empresa no va a hacer un impacto en su industria? Por supuesto, querrá que su startup le lleve a desarrollar una reputación como líder de la industria. Lo ideal sería no sólo ofrecer a los consumidores algo que necesiten o quieran, sino algo que ni siquiera sabían que necesitaban o querían porque nada como su producto había existido antes.

Mientras que la construcción de un negocio completamente nuevo y único puede parecer desalentador, no es tan difícil como puede pensar. Crear un negocio innovador y fresco podría ser tan simple como determinar su área de experiencia y combinar algunas tendencias actuales para crear un fenómeno de negocio completamente nuevo en su campo.

Combinando tendencias de negocios emergentes

Un ejemplo interesante de la eficacia de la combinación de tendencias de negocios emergentes es Squadhelp, una plataforma de crowdsourcing que ayuda a las startups a involucrar a cientos de expertos en branding en proyectos de marca. Cuando lanzó Squadhelp, su fundador Darpan Munjal sabía que había miles de clientes potenciales por ahí, personas que necesitaban ayuda para encontrar nombres de empresas, etiquetas o logotipos, pero que no podían pagar las masivas tarifas cobradas por las agencias de branding.

Pensó que merecían un trato mejor, de manos de un equipo con un profundo conocimiento de la tecnología y la ingeniería y un gran ojo para las tendencias emergentes, que ofreciera un modelo único de servicio de gran alcance. Ahí es cuando crowdsourcing - entonces una idea emergente - entró en juego y definió el concepto. Por una fracción del precio de lo que cobraría una agencia de branding, los fundadores de las startups podrían obtener cientos de ideas de nombres personalizados por expertos y creativos de toda Europa.

Revaloriza tu imagen de marca

Seguramente has escuchado la frase: "Los clientes no compran productos compran marcas" Una mezcla de aspectos emocionales y racionales entran a tallar a la hora de decir qué comprar. Si como empresario tienes una visión de vida a largo plazo, y lo tuyo no es la guerra de precios ni producto, pensar en construir una marca no es cosa ajena.

Existen muchos aspectos complejos cuando hablamos de construcción de imagen de marca, pero para acrecentar su identidad, nada mejor que una newsletter. Con ella, puedes comunicar tus valores, tu estilo de vida y filosofía a tus clientes y clientes potenciales.

Al momento de crearla, ten presente tanto el contenido como el diseño. La versatilidad del e-mail marketing permite comunicar tanto a nivel interno (empleados) como a nivel consumidor. ¿Quieres muchas aperturas? ¿Quieres qué realmente lean tu email? Envía información relevante y de interés para tus públicos. La única forma de asegurar que tu lector se interesa por ti, es a través de lo que ofrezcas. Asunto, preheader y mensaje creativos siempre serán bien recibidos por el lector.

Al realizar tu plan de comunicaciones…newsletters como mensajes comerciales deben estar presentes. Es necesario comunicar nuestras ofertas, eso hace que tengamos un grupo cautivo, un grupo que siempre espera más. A la par es necesario trabajar la fidelización a nivel interno (empleados) como externo. Al desarrollar mecanismos de fidelización, mejoramos nuestra imagen y por ende nuestra vida empresarial en el largo plazo.