Kevin Mueller estaba en su último semestre en la Universidad de Miami en Ohio y aún no había conseguido un trabajo para después de graduarse. Así que dio un paso adelante cuando su profesor de marketing publicó en Facebook un enlace a una oferta de trabajo en LaunchSquad, una firma de relaciones públicas en San Francisco. Mueller, de 23 años, respondió al anuncio, lo que le llevó a conectar con Kristen Hay, ex alumna de la Universidad de Miami y ejecutiva senior de cuentas en LaunchSquad, quien lo contrató.

Todas nuestras búsquedas de empleo debe ser así de fáciles, pero a medida que las redes sociales maduran, historias como la de Mueller son cada vez más comunes. Aun así, hasta que vi la investigación de una compañía llamada Jobvite, yo pensaba que la mayoría de los buscadores de empleo usaban LinkedIn y no Facebook para encontrar trabajo. Sin embargo, según una encuesta publicada hace unos días, 67% de las personas que buscan trabajo dice usar Facebook en su búsqueda en redes sociales, en comparación con sólo el 40% que usa LinkedIn. El 40% usa Twitter. Jobvite también encuestó a los reclutadores, 94% de los cuales usa LinkedIn, mientras que 66% acude a Facebook, 52% a Twitter y 21% usa Google +. Cerca de 73% de los reclutadores dice que ha usado algún tipo de red social para contratar personal.

A Jobvite le interesan esos números porque vende software que permite a las empresas identificar y atraer a candidatos a través de las redes sociales de sus empleados. Para compilar los datos, Jobvite realizó dos encuestas. En agosto encuestó a 1,900 profesionales de reclutamiento y recursos humanos, y en diciembre se encuestó a 2,100 personas empleadas o en búsqueda de trabajo.

En mi opinión, las estadísticas de Facebook son sorprendentes. Aunque he escrito más de media docena de artículos sobre el uso de LinkedIn para encontrar trabajo, nunca me había enfocado en Facebook como una herramienta de búsqueda de empleo. Sin embargo, con 1,390 millones de usuarios mensuales, Facebook es más de cuatro veces el tamaño de LinkedIn, que tiene 332 millones de miembros. Por esa sola razón, los solicitantes de empleo deben aprovechar el poder de sus redes profesionales en Facebook. Para obtener guía sobre cómo hacerlo, busqué a Dan Finnigan, de 52 años, director general de Jobvite, una empresa fundada hace ocho años. Finnigan me ayudó a enlistar tres formas de usar Facebook para encontrar trabajo.

1. Llena tu perfil con tu historial profesional

Pienso en LinkedIn como el lugar donde reside mi currículum en línea, ya que la página de perfil se presenta como un CV, con espacio para dar detalles de mi vida profesional, los puestos que he tenido y mis credenciales académicas. A diferencia de Facebook, no te invita a añadir cosas que no están directamente relacionadas con tu historial de trabajo, como tus películas favoritas, programas de televisión, libros y música, pero Facebook tiene una forma elegante y fácil de añadir tus credenciales de trabajo. Simplemente ve a tu perfil, haz clic en “Actualizar información”. Ahí podrás añadir lugares de trabajo, aptitudes profesionales o instituciones educativas en las que hayas estudiado. “Ahí puedes enlistar no sólo tu empleo actual, sino los anteriores, y detallar qué funciones desempeñabas en ellos y por cuánto tiempo. Si quieres darte a conocer a todos esos reclutadores que rondan Facebook en busca de candidatos, tómate unos minutos para completar esta información. Incluso puedes cortar y pegar desde tu perfil de LinkedIn, aunque me gustaría sugerir textos más breves para Facebook.

2. Clasifica a tus amigos profesionales

Ésta puede parecer una tarea laboriosa, pero Finnigan dice que vale la pena. Ve a tu lista de amigos y sobre el nombre de cada persona, haz clic en el rectángulo que dice “Amigos”. Luego, en el menú desplegable, selecciona “Agregar a otra lista”. Finnigan sugiere crear una lista llamada “Profesional” para las personas que conoces a través del trabajo. Luego, cuando escribas una actualización de estado, en la casilla a la izquierda de la palabra “Publicar”, donde el valor predeterminado tiene la palabra “Amigos”, utiliza el menú desplegable y selecciona “Profesional”. De esta manera puedes orientar tus actualizaciones de estado relacionadas con el trabajo.

Si bien es bueno para humanizarte compartiendo fragmentos de tu vida personal con tus contactos profesionales, Finnigan dice que publicó fotos de su perro y consiguió muchos likes, pero quizá no quieras compartir esas fotos de ti retozando en traje de baño en la playa.

3. Publica contenido y responde a las publicaciones de otras personas

Además de las fotos de su perro, Finnigan publica actualizaciones sobre los logros de su empresa, noticias relacionadas con el mundo de la búsqueda de empleo y enlaces a entrevistas con los medios. También comparte noticias personales sobre sus hijos. Cuando publica estos cambios a su comunidad profesional, lo que hace en realidad es el equivalente virtual de mantener al tanto a la gente acerca de su vida personal. Aún soy una defensora de las reuniones cara a cara, pero también veo el valor del contacto en línea. Presta atención a las publicaciones de tus amigos profesionales. Dale like a sus actualizaciones y haz comentarios interesantes. “La gente quiere ayudar a las personas que les agradan y quieren ayudar a las personas que los ayudan”, dice Finnigan. “Cuando se trata de personas que buscan empleo, desean corresponderles ofreciéndoles un trabajo.”

Según la encuesta de Jobvite, la mayoría de la gente ya usa Facebook para buscar empleo de una forma u otra, probablemente de la misma manera en que lo hace Kevin Mueller, a la caza de ofertas publicadas por sus amigos. O tal vez echas un vistazo a las páginas de la compañía en la que te gustaría trabajar para comprobar si hay algún anuncio de un puesto disponible. Espero que estos consejos te ayuden a maximizar el potencial de Facebook para avanzar en tu carrera. Si no te convence, sólo considera el tamaño de la red social.