Contar con un currículum actualizado es el primer paso para buscar oportunidades de trabajo.

A diferencia del CV de un recien egresado, al contar con más experiencia, es necesario que este documento contenga otro tipo de información, que destaquen y aprovechen tu avance profesional.

De acuerdo con recomendaciones del Centro de Carrera de la Universidad de Berkeley, al actualizar tu currículum, debes connotar tu progreso; ya sea en experiencia, nuevos conocimientos o actividades extracurriculares, en las que hayas adquirido habilidades útiles para tu trabajo.

Para conseguir que el reclutador no pase por alto tu desarrollo profesional es necesario:

1. Destacar tu crecimiento

En tu presentación, a manera de un breve resumen, menciona los años que has trabajado en cierto sector o actividad.

Ejemplo: Licenciado en Mercadotecnia, con cinco años de experiencia en ventas, como ejecutivo de cuenta para empresas de la industria automotriz.

2. Nuevos conocimientos

En el apartado académico, es recomendable que destaques los cursos, especializaciones o diplomados que hayas realizado recientemente.

Si cuentas con cinco años de experiencia o más, debes mostrar cómo te has actualizado. La licenciatura o formación técnica pasa a segundo lugar, según menciona el documento Writing a Winning Resume publicado por la Universidad de Berkeley.

3. Enfócate en tus resultados

Si bien cuando comenzaste tu carrera, enlistar los empleos y actividades era parte esencial de tu CV, al contar con más experiencia, este tipo de información deja de ser tan relevante. En su lugar, los reclutadores necesitan conocer los resultados y logros que has tenido a lo largo de tu carrera.

4. Adáptalo en función a la vacante

Al actualizar el CV, piensa en la empresa y la oferta de trabajo a la que deseas aplicar. Con base en ello pregúntate, qué le puede interesar al reclutador de tu perfil y destácalo con base en tus resultados.

5. Selecciona los puestos clave

La Universidad de Berkeley recomienda destacar los últimos siete años de trayectoria. El resto de los empleos en que hayas estado, antes de ese periodo, puedes mencionarlos brevemente en un resumen.

6. Revisa tus datos de contacto

Aunque parezca obvio, recuerda revisar cuidadosamente que tanto tu correo electrónico, el número telefónico, así como tus cuentas de las redes sociales, estén actualizados y permitan a tus reclutadores localizarte fácilmente.

Ten en cuenta que la persona encargada del proceso de selección dedicará alrededor de 20 segundos al primer vistazo de tu currículum. Ese es el tiempo que tienes para llamar la atención de tu posible empleador.

También es necesario que leas cuidadosamente tu currículum, para eliminar el uso de palabras "cliché" (revisa aquí cuáles son), que pueden afectar tu presentación. Si necesitas inspirarte para el diseño o desarrollo de tu CV, puedes recurrir a aplicaciones en línea gratuitas (conócelas aquí) que proporcionan plantillas básicas para que armes tu documento personalizado.