A tenor del informe Redes Sociales y Mercado de Trabajo, las redes que más se emplean de una manera profesional por parte de los candidatos son LinkedIn (71%), Facebook (51%) y Twitter (33%). Sin embargo, el 35% de las empresas encuestadas opina que no se le da un uso lo suficientemente profesional, dado que el 75% de los candidatos las usa, básicamente, para mostrar o enviar su CV. Aunque la tendencia de un uso mas maduro de las redes sociales va en aumento, los departamentos de Recursos Humanos sostienen que aun no les sacamos suficiente partido. Casi la mitad de los usuarios las emplean por para dar visibilidad a su trabajo y por motivos profesionales—según el informe Redes Sociales y Mercado de Trabajo— y el 63% de los candidatos cree que puede ser evaluado por lo que comparte en redes sociales. Dada la importancia del perfil en redes sociales de cara a los reclutadores, hemos recopilado unos cuantos consejos aplicables a la estrategia en RRSS de tu candidatura.

Generar una estrategia que ayude al candidato a posicionarse es algo que Reyes Sanz, responsable de Corporate Marketing en Accenture, también considera principal. Para ello, no hay que olvidar la importancia de ser social en redes sociales. Desde crear y compartir contenido de valor hasta contactar con empleados de la empresa que nos interesa e incluso con los directivos. Se les puede mencionar o enviar un mensaje directo, por ejemplo.

Pedro de Vicente, experto en la realización de estrategias en LinkedIn, observa que la información de los perfiles es vaga y generalista. Se trata de ser proactivo y crearse una estrategia. Se puede empezar por definir las empresas que interesan, después las áreas funcionales donde se es más competente y analizar los valores que se posee como profesional. Tal como advierte este experto, "no se trata de disparar a todo lo que se mueve". Hay que centrar los objetivos.

Si no se interactúa con los reclutadores se están desperdiciando ocasiones de promocionarse. Lara Lozano, Social Media & Community Manager en ALSA, reconoce que los CV que llegan a través de mensajes directos y correos electrónicos terminan en el Departamento de Selección. Sin embargo, el ser proactivo y, por ejemplo, apuntarse a una oferta que publica la empresa, te da la oportunidad de recibir un feedback sobre tu proceso de selección.

Pero también es importante la presencia física del candidato. Este es un punto que resaltan tanto Pedro de Vicente como José Luis Rodríguez, director de Good Rebels. Para este último, la estrategia de un candidato ha de centrarse en posicionarse en la diferencia y especializarse en un área. Recomienda publicar post de contenido propio y compartir contenidos de otros especializados y de interés.

El objetivo es definirse de una manera propia que atraiga el interés de otros. Resume en cuatro puntos los aspectos más relevantes de esta estrategia: 1. Generar conexiones; 2. Que las conexiones se traduzcan en visibilidad (publicando contenido de valor); 3. Aportar algo diferente que el reclutador valore (habilidades, intereses…); 4. Generar conexiones sociales (seguir a personas, mencionarlas, compartir sus contenidos…).

Expertos como los que hemos mencionado observan cantidad de perfiles en su trabajo cotidiano. Pueden comparar y determinar cuál es la mejor forma de llamar la atención de los reclutadores para conseguir el puesto de trabajo al que se aspira. No todas las ofertas se publican, muchas se cubren gracias a recomendaciones de empleados que trabajan dentro de la empresa. Por eso es importante participar y socializar, ser proactivo en redes para darte a conocer como un buen candidato.