En los últimos años, Google ha estado experimentando con las posibilidades de la inteligencia artificial en un proyecto llamado 'DeepMind'. Su última proeza es haber conseguido que una IA sea capaz de aprender por sí misma a caminar y a sortear todo tipo de obstáculos.

En el video que aparece a continuación podemos ver su resultado, y la verdad es que es tan divertido como terrorífico.

Como podemos ver, aparecen tres modelos: uno con dos piernas, otro con cuatro y uno que imita el cuerpo del ser humano. Lo que le pidieron a la inteligencia artificial es que fuera capaz de ir desde un punto 'A' hasta el 'B'.

Sorprende que hayan aprendido a caminar parecido a como lo hacemos nosotros.

Equiparon a dichos modelos con sensores, y les proporcionaron información sobre la localización. Lo más interesante es que no le enseñaron ejemplos sobre cómo caminar a la IA. Para poder completar esta tarea, los robots tuvieron que reinventar la manera de caminar, y sorprende lo parecido que lo hacen a nosotros.

La verdad es que el video es impresionante, ya que la inteligencia artificial es capaz de saltar, mantener el equilibrio y sobrepasar todo tipo de obstáculos. Obviamente, tuvieron que errar bastantes veces antes de aprender a realizarlo a la perfección.