Lograr mucho con poco es el principio. Cada actividad cuenta. En forma y fondo. La realidad es que cada una de las acciones que desempeñan los emprendedores puede aumentar o disminuir su productividad. Para ello es importante que comprendas lo siguiente:

1.- Distingue actividades de alto y bajo retorno de inversión

Cuáles son las quete han dejado más dineroen el pasado.Cuál es el factor común, qué te ha llevado a tener mejores resultados en distintas ocasiones.Separa en dos columnas tus actividades de alto y bajo retorno de inversión.

2.- Priorizar actividades

Distinguir urgente, de importante.Acciona primero sobre lo urgente continua con lo importante y clasifica.Clasifica lo importante por escalas y trabájalas.

3.- Comprende tus competencias en relación a tus actividades

Asume la responsabilidad de las que más utilidades dejan yrealízalas primero diariamente.Apaláncate de terceros en tus áreas de menor fortaleza.No pierdas tiempoen actividades poco trascendentes para tu labor.Busca siempre tener claro con quien te debes de apoyar para conseguir mejores resultados.Y arma un gran equipo

4.-Detecta tus biorritmos

Ubica tu hora de mayor energía. Y haz actividades que así lo requieran.Ubica tu hora de mayor creatividad. Y produce a través de dicha selección.Ubica tu hora de mayor concentración y dedícala a actividades que requieran más de tu pensamiento.

Estoy seguro, estimado lector que si llevas a cabo estas cuatro claves elevarás tu productividad al menos al doble. La productividad sucede en todas las acciones, y en todas las fases de tu trabajo. Recuerda mi primera ley de negocios “Lo que no produce: muere” así que acciona, ¡Y acciona ya!