Desconectar del trabajo y de la rutina asociada a él es parte de la recuperación necesaria para poder reincorporarse tras la pausa veraniega en buenas condiciones. Para conseguirlo, hay algunos trucos que se pueden seguir, como es el caso de tratar de no revisar el correo del trabajo más de lo necesario.

Evidentemente, el grado de desconexión tecnológica depende en gran parte del tipo de empleo que se desempeñe y de la urgencia de las responsabilidades asociadas a este. Sin embargo, este no es el único factor que influye. Como muestra esta infografía de Statista, el país de residencia también juega un papel importante. Así, por ejemplo, según una encuesta de Ipsos, un 68% de los alemanes encuestados afirma no revisar sus mensaje o correos durante los días de descanso, mientras que solo el 31% de los japoneses afirma lo propio. Respecto a España, el 42% de los trabajadores dice no estar pendiente de la correspondencia electrónica.