Con miles de millones de usuarios, Facebook es una herramienta de gran alcance y mucho poder, aunque seguro que eso ya lo sabes. La empresa de Mark Zuckerberg afirma una y otra vez que la privacidad de los usuarios es la máxima prioridad de la compañía, aunque igual sería bueno que consideraras si es necesario tener datos personales como la ciudad en la que vives o dónde fuiste al colegio. Parecen datos inofensivos, pero quizás no lo sean tanto.

The Independent cita algunos puntos que quizás podrías plantearte eliminar de tu Facebook:

1. Cumpleaños

La fecha en la que naciste es una parte importante del puzzle con la que, unida a tu nombre y a tu dirección, un hacker podría acceder con facilidad a datos como tu cuenta bancaria, por ejemplo.

2. Número de teléfono

Puedes facilitar el trabajo para cualquier acosador que no pare de llarmarte.

3. Algunos (o muchos) de tus ‘amigos’

El profesor de psicología de Oxford Robin Dunbar afirmó que los humanos pueden mantener aproximadamente 150 relaciones estables. Tras analizar 3.375 usuarios de Facebook, Dunbar concluyó que estos usuarios consideraban que solo el 27,6% de sus amigos en la red social se podían calificar como cercanos, y que de ellos, una media de 4,1 podían considerarse fiables, y 13,6 mostraban empatía durante una “crisis emocional”.

4. Las fotos de niños pequeños

Victoria Nash, del Instituto de Internet de Oxford, afirma en The Guardian que hay dos cosas sobre las que preocuparse con respecto a la aparición de los menores en la red: “Una es la cantidad de información que se da sobre el menor, como podría ser el lugar de nacimiento, el nombre completo del bebé o etiquetar las fotografías con la ubicación geográfica, es decir, cualquier cosa que pudiera ser utilizada por alguien que quiera robar la identidad de su hijo”; y por otro lado, añade un segundo punto que cada vez se está teniendo más en cuenta y es “¿qué tipo de información compartida en las redes sociales querrán ver esos niños de sí mismos cuando sean más mayores?”.

5. Información sobre dónde van los menores a la escuela (hijos, hermanos, etc)

De acuerdo con un informe de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a los Niños (NSPCC) de Reino Unido, las cifras de acoso sexual a los menores en el país han aumentado en el último año, con lo que toda precaución es poca cuando hablamos de los más pequeños.

6. Servicios de localización

En 2015, más de 500 millones de usuarios accedieron a Facebook únicamente desde su móvil, lo que significa que el mismo número podría transmitir la información sobre su ubicación desde su teléfono, y cualquier persona, interesada o no en hacer daño, podría saber dónde estás en cualquier momento.

7. Tu jefe

Está claro que puedes excluir a tu jefe de ciertas actualizaciones en Facebook, pero por si acaso lo olvidas, es mejor que no utilices la red social para quejarte del trabajo o que, directamente, no añadas al CEO de la empresa como parte de tus amigos.

8. Deja de etiquetar tu localización

Si lo haces cuando estás en casa, tu dirección saltará directamente en línea y estará disponible para todos tus contactos de Facebook.

9. Cuándo y dónde estás de vacaciones

Si publicas en la red social tus planes de vacaciones y te roban en casa, tendrás problemas para conseguir que el seguro te cubra los daños. Al parecer, y según publica This is Money, los seguros consideran que, de alguna manera, tú eres responsable del robo por hacer pública tu ausencia.

10. Fotos de las tarjetas de embarque de los vuelos

El código de barras en su tarjeta de embarque es único y solo para ti, y si lo fotografías y lo subes a Facebook, corres el riesgo de que sea utilizado para encontrar la información que le diste a la compañía de vuelo.