México ocupa el quinto lugar de los países con la peor brecha de género en América Latina, de acuerdo con el reporte de género 2017 elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Las naciones latinoamericanas que más han combatido la desigualdad entre hombres y mujeres son Nicaragua, Bolivia, Barbados, Cuba y Bahamas. Los últimos lugares regionales los encabezan Suriname, Brasil, Paraguay y Guatemala.

En el ranking global, la nación que gobierna Enrique Peña Nieto se posicionó en el lugar 81 de 144 naciones evaluadas en cuatro ejes: participación y oportunidades económicas, acceso educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político.

Una de las variables que mide el reporte es la oportunidad económica: mientras que una mujer mexicana gana 11,861 dólares anuales, un hombre recibe 23,913 dólares cada año por el mismo empleo, según el documento.

Las mujeres son la mitad de la población del mundo. WEF precisa en el documento que el desarrollo saludable del género femenino influye considerablemente en el crecimiento, competitividad y futuro económico de los países y empresas en cualquier parte del planeta.

¿Cómo está el resto del mundo en brecha de género?

El cierre de la brecha retrocedió 0.8% este año para ubicarse en 68% en su promedio mundial.

El World Economic Forum ha revelado que terminar con la desigualdad entre ambos géneros tardará al menos 100 años con el ritmo actual con el que se combate el problema.

El reporte estimó que el mundo puede sumar 5.2 billones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB) global en 2025 si cierra la brecha de género en cuanto a participación económica en 25%.

En la medición internacional, Islandia, Noruega y Finlandia encabezan el conteo. En el extremo opuesto están Yemen, Pakistan y Siria con las peores desigualdades entre el género femenino y masculino.

Durante 2006, nuestro país se ubicaba en el puesto 75 en cuanto a la brecha de género. La situación empeora en participación económica y oportunidades, pues hace 10 años ocupaba el puesto 98 y hoy ha caído hasta el 124.

No todos los resultados son negativos, en cuanto a sus políticas de empoderamiento, México ha escalado del puesto 45 al 34.