Con el coaching se consigue generar poder en los individuos no importando si son en temas de negocios, laborales o de vida. Y su mayor poder reside en que las respuestas las arroja el mismo individuo. Aquí nadie le intenta convencer, es el mismo el que encuentra el camino y por lo tanto la validación del mismo es absoluta, tras no haber renuencia o involucramiento del “convencimiento” al quitar “la lucha contra otro” misma que se da través de la razón. Aquí son sólo unas razones las válidas “las propias” así que no hay guerra alguna sino acompañamiento al encuentro con la luz interna, y el conocimiento.

El principio del coaching se basa en reconocer que los seres humanos podemos tener increíbles y muy funcionales respuestas en nuestro interior, el punto es sencillamente que para que estas salgan a la luz, es necesario detonarlas a través de preguntas. Tal y como lo hacían los sabios griegos, y romanos.

El coaching consigue distintos beneficios que ayudan al individuo a obtener poder, aquí planteo ocho:

1.- Obtener mejor información.

La información en sí misma nos brinda poder. Los peores errores se cometen casi siempre por no tener información, o por el mal trabajo con la misma. Lo que nos respondemos a nivel mental orientara las posibles acciones a emprender. Y si quieres tener mejores resoluciones y respuestas en tu trabajo, negocio, o vida. Sin duda deberás hacerte mejores preguntas y para eso el coaching se pinta solo.

2.- Comprender nuevas formas de ser.

Comprendemos que los seres humanos somos seres inconclusos, seres que estamos en constante formación: Constructos. La metodología del coaching, nos permite escarbar en el individuo la forma y el fondo de cómo su forma de ser actúa y por tanto, por medio de preguntas plantear posibles nuevas formas de ser para obtener mejores resultados.

3.- Reconocer mejores mecanismos de acción.

Si algo no sucede en un negocio o en la vida de un individuo, es responsabilidad de las decisiones acciones y mecanismos de quien lo ejecuta. El poder del coaching sobre la forma y el fondo en cómo se ejecutan los negocios y las labores comunes es genial, pues de tener un buen coach, este podría abrir las puertas para encontrar dentro del sujeto formas mucho más eficaces de accionar dichos mecanismos.

4.- Implementar estrategias más eficaces o eficientes.

Por supuesto encontrar mejores estrategias resultará en mejores caminos posibles. Pues todos sabemos que hay formas mucho más eficaces o eficientes de hacer “algo”. Por eso el coaching ayuda como metodología, en la detección de mejores caminos, aquellos que el individuo no puede ver por sí sólo y es conducido a encontrar mediante el manejo de preguntas.

5.- Reafirmar el compromiso de manera interna.

Si algo lleva a las personas a ganar es su compromiso personal, si este está sustentado con bases endebles se romperá. Por ello es vital encontrar mejores bases, o razones mucho más sólidas y significativas para un sujeto que las aparentes. El compromiso de las personas para conseguir sus resultados es un importante comienzo, y por ello un gran beneficio que brinda el coaching.

6.- Encontrar motivaciones personales que nos mantengan interesado.

Existen motivaciones externas al individuo, que le generan recompensas importantes para realizar acciones que le den resultados. Saber encontrar motivadores personales es algo que buscan hacer el 100% de los coaches -al menos los que siguen la metodología-.

7.- Activar detonadores que le den el suficiente poder a las motivaciones.

¿Por qué algunas personas no consiguen lo que se proponen, siguiendo los mismos pasos que le han servido a otras? Es una increíble pregunta. Y debo confesarte la respuesta que se ve en la praxis. El 99.99% de los coaches olvidan encontrar la relación de las motivaciones con sus detonadores internos. Y muchas veces porque estos segundos son mucho más difícil de encontrar que los primeros además de implicar un entretejido mucho más complejo de significaciones.

Muchos sencillamente se quedan en la parte de motivación, me parecería importante y es un increíble beneficio del coaching que se activaran detonadores internos, que son aquellas significaciones profundas que les hace reaccionar poderosamente, al ser tocada. Un ámbito que es una gran poder del coaching pero no siempre es totalmente conectado, pues implica mucho más trabajo, no obstante una vez haciéndolo, no hay poder humano que haga que el individuo no consiga el objetivo.

8.- Tener un seguimiento adecuado.

Si algo me lleva a conseguir resultados es tener el dedo en el renglón, actuar y ejercitar en materia de negocios, laboral o de vida, para conseguir respuestas y resultados. El seguimiento en el coaching apoya desde una perspectiva distinta esta labor que genera la consecución de estrategias, acciones o tácticas que hacen que los objetivos se consigan.

Estos son sólo ocho de los beneficios que el coaching como metodología dialógica puede hacer por ti. Y por ello es una gran herramienta de trabajo personal, la realidad es que muchas de las más importantes respuestas están en nuestro interior, algunas relacionadas muchas veces con conocimiento experiencial o sensible, la problemática se presenta cuando no las vemos.

¿Y tú, qué tanto estás dispuesto a ver más allá de lo evidente?