Asia domina el ranking de los mejores sueldos para expatriados, término que coloquialmente hace referencia a los profesionales calificados que trabajan por decisión propia fuera de su país.

Bombay, la ciudad más poblada de India y el puerto más importante del subcontinente, encabeza la lista de salarios, según un informe del banco HSBC, que encuestó a 27.587 expatriados de 159 países que viven en 53 ciudades del mundo.

Los extranjeros que trabajan en la capital financiera de India informaron que en promedio su salario anual es el US$217.175, que es más del doble del promedio global de sueldos de expatriados (US$99.903), de acuerdo a los cálculos del estudio.

"Los expatriados en Bombay generalmente se ven beneficiados con paquetes oincentivos económicos por relocalización, que de alguna manera explican los altos salarios", dijo Dean Blackburn, analista a cargo de la encuesta.

Si bien Bombay destaca por las ventajas salariales, ocupa un lugar mucho menos destacado a la hora de medir "oportunidades de trabajo" disponibles en el mercado, donde llevan la delantera Londres, San Francisco o Nueva York.

América Latina

La ciudad brasileña de Sao Paulo, aparece en el lugar 25 del ranking, con un sueldo promedio para expatriados de US$113.000, que está por sobre el promedio global.

Las otras dos ciudades latinoamericanas incluidas en la encuesta, Ciudad de México y Buenos Aires, aparecen bajo el promedio.

Ciudad de México ocupa el puesto 33, con un salario promedio de US$97.000.

Y Buenos Aires, con un sueldo de 73.000, está en el lugar 46 del ranking.

Una casa mejor

Las ciudades suizas como Zúrich (sede de Credit Suisse, UBS o Alphabet) y Ginebra, siguen ocupando posiciones destacadas.

A pesar del alto costo de vida en Suiza, la mayoría de los expatriados, dijo tener más ingresos extra disponibles, considerando que los salarios son elevados pero, al mismo tiempo, los impuestos personales son bajos.

Incluso poco más de las mitad de los expatriados en Zúrich reconoció que vive en una mejor propiedad que en su país de origen.

Y en el caso de ciudades como Berlín y Praga, que aparecen en la parte inferior del ranking, los expatriados dijeron que el costo de vida es asequible y que en consecuencia, son una buena opción.