La Cumbre del G7 celebrada en Canadá este pasado fin de semana ha estado marcada por las tensiones de Donald Trump con el resto de líderes de las grandes potencias del mundo. Detrás del choque frontal con el presidente estadounidense se encuentra el giro proteccionista de su política comercial, que implica la introducción de aranceles para productos exportados a EE. UU., como los del aluminio y acero a países de la UE, Canadá y México.

Donald Trump fue votado y está desarrollando un programa de Gobierno para los ciudadanos que piensan que Estados Unidos no se beneficia del mercado mundial único. En este sentido, tal y como se ve en este gráfico de Statista, los resultados de un estudio publicado la semana pasada por la fundación alemana Bertelsmann Stiftung apoyarían, en parte, este reproche.

Según el citado análisis, entre 1990 y 2016 solo 445 euros de media al año de las ganancias de los estadounidenses se debieron a los efectos de la globalización, lo que les sitúa en el puesto número 35 entre los Estados más beneficiados. En España, esta cifra es de 776€, que supone una posición diez veces más arriba en el ranking. La clasificación la encabeza Suiza, con 1.850 euros de media al año.