Hablar más de un idioma podría conferir beneficios significativos en el cerebro en desarrollo. Algunas investigaciones ahora demuestran que a los jóvenes adultos bilingües no sólo les va mejor en el mercado laboral, sino que también pueden demostrar más empatía y destrezas para resolver problemas.

El hecho es que los adultos estadounidenses son en su mayoría monolingües que hablan sólo inglés, incluso aquellos que desde temprano comenzaron hablando más de un solo idioma. Con base en las investigaciones más recientes, es posible que sea hora de que el énfasis en el monolingüismo en Estados Unidos deba volver a plantearse.

Hablar dos idiomas tiene ventajas

Durante la última década, mis investigaciones se han enfocado en el desarrollo académico, social y civil de los jóvenes inmigrantes, sobre todo en las formas en las que las escuelas determinan la manera en la que estos alumnos experimentan el aprendizaje, la amistad y sus comunidades.

Como antigua maestra bilingüe de primaria, pude presenciar cómo desenvolverse bien en ambos idiomas les ofrecía a los estudiantes significativas ventajas académicas y sociales.

No obstante, lo que faltaba era el vínculo entre las ventajas sociales y académicas tempranas y su ingreso al mercado laboral como jóvenes adultos.

A pesar de toda la investigación que apoya el bilingüismo en los niños, sólo ha sido recientemente que los académicos han comenzado a comprender el bilingüismo en las vidas profesionales de los adultos.

Las personas bilingües sacan mejores calificaciones en exámenes, poseen mejores destrezas para la solución de problemas, tienen una percepción mental más aguda y acceso a redes sociales más ricas.

Además, los jóvenes bilingües pueden obtener ayuda de mentores tanto en el idioma de sus comunidades así como de la cultura dominante.

Estos jóvenes se benefician de la sabiduría del dicho: entre más inviertan los adultos en el niño, más fuerte será. El niño bilingüe se beneficia al crecer en dos o más entornos.

Las personas bilingües tienen mayores posibilidades de obtener empleos

Los jóvenes bilingües no sólo tienen más posibilidades de graduarse de la preparatoria e ingresar a la universidad, sino que también tienen más posibilidades de obtener un trabajo cuando acuden a una entrevista. Incluso cuando los requisitos no incluyen que el solicitante sea bilingüe, un estudio sobre las entrevistas de empleadores de California demuestra que estos prefieren contratar y retener a las personas bilingües. En la actualidad, las compañías de Fortune 500 de alto poder contratan a empleados bilingües y bialfabetizados para que puedan fungir como vínculo para los clientes.

Algunas investigaciones vinculan el bilingüismo con un mayor enfoque intelectual, así como con un retraso en la aparición de síntomas de demencia. El uso frecuente de múltiples idiomas también está vinculado con el desarrollo de una mayor empatía.

No obstante, a pesar de las investigaciones, 4 de cada 5 adultos estadounidenses hablan sólo inglés.

bilingue2

El movimiento que propone el inglés como idioma único desalienta el aprendizaje de otros idiomas

Esto es verdad incluso en el caso de los adultos que desde temprana edad comenzaron hablando más de un solo idioma. En el proceso de crecer como estadounidense, muchos niños potencialmente bilingües de padres inmigrantes pierden el idioma que se habla en sus hogares y se vuelven monolingües en inglés.

Las poderosas fuerzas sociales y políticas que impulsan el movimiento que propone el inglés como idioma único son prueba de la amenaza percibida del bilingüismo. Todos los días, escuelas y distritos escolares en todo el país sucumben a la presión exterior y recortan sus programas bilingües.

Históricamente, las investigaciones acerca del bilingüismo y el mercado laboral han empleado las mediciones del Censo de Estados Unidos que no distinguen entre diferentes niveles de dominio del idioma que no es el inglés.

La mayoría de los conjuntos de datos definen el bilingüismo a rasgos muy amplios que no diferencian entre: un participante que habla sólo español, una persona que habla español y un poco de inglés y una tercera persona que es completamente bilingüe y bialfabetizada. La incapacidad de captar esta heterogeneidad oscurece toda relación clara entre el bilingüismo y el mercado laboral.

Sólo recientemente los conjuntos de datos del NCES han comenzado a incluir mediciones autorreportadas de dominio del idioma que se habla en el hogar suministradas por los participantes mismos, mientras que otros conjuntos de datos más específicos al inmigrante han comenzado a plantear estas preguntas.

El bilingüismo está relacionado a salarios más altos

Últimamente, datos más nuevos y métodos analíticos más agudos proporcionan una medida mucho mejor del bilingüismo y la habilidad de las personas para hablar y leer en idiomas que no son el inglés.

La habilidad para distinguir entre el dominio oral en uno o más idiomas y las destrezas de alfabetización mismas en dos o más idiomas les han permitido a los investigadores identificar la ventaja económica del bilingüismo entre los jóvenes adultos, tanto en términos de un estatus laboral más alto como en salarios más elevados.

Los nuevos conjuntos de datos miden el bilingüismo en las generaciones más jóvenes que ingresan al mercado laboral definido no por límites geográficos, sino por medio del acceso instantáneo a la información.

La relación entre el bilingüismo y la inteligencia

Comenzando en la década de 1960, los lingüistas comenzaron a encontrar una relación positiva entre el bilingüismo y la inteligencia.

Basándose en este trabajo, algunos investigadores descubrieron que los niños bilingües de primaria destacaban por encima de sus compañeros monolingües en tareas que involucraban la solución de problemas no verbales.

Después, en la década de 1990, surgieron investigaciones que demostraban que incluso al controlar la memoria funcional, los niños bilingües demostraban un control de atención mucho mayor que los niños monolingües respecto a tareas que involucran la solución de problemas.

En la actualidad, algunos investigadores han comenzado a usar conjuntos de datos que incluyen medidas más sensibles de dominio de lenguaje para descubrir que, entre los niños de padres inmigrantes, los jóvenes adultos bilingües y bialfabetizados pueden obtener puestos de trabajo de mayor estatus y ganar más que las personas de su misma ascendencia que han perdido el idioma de sus hogares.

Los jóvenes adultos que ahora son monolingües no han perdido sólo los recursos cognitivos que proporciona el bilingüismo, sino que también tienen menos posibilidades de conseguir empleo de tiempo completo y ganan menos que sus compañeros.

Los estadounidenses están comenzando a comprender los beneficios cognitivos, sociales y psicológicos de saber dos idiomas.

Sólo 1 de cada 4 estadounidenses habla otro idioma

Históricamente notoria por su monolingüismo en inglés, un sondeo reciente reporta que en esta nación de inmigrantes sólo uno de cuatro estadounidenses en la actualidad declara poder hablar otro idioma con soltura.

No obstante, para que nuestra nación siga siendo líder global, habrá mucho por hacer en el próximo siglo.

El papel de las escuelas en el mantenimiento y desarrollo de repertorios lingüísticos para posibles personas bilingües serán cruciales en este proceso. Ya sea por medio de la enseñanza bilingüe o por medio de la motivación para que los padres de familia desarrollen las aptitudes del idioma del hogar en sus hijos, lo que las escuelas hagan será importante.

Las personas potencialmente bilingües de la actualidad contribuirán más cuando sean adultos si pueden mantener exitosamente el idioma que se habla en su hogar.

Las investigaciones educativas dejan pocas dudas de que los niños de padres inmigrantes aprenderán inglés.

El área en el que les fallamos a estos niños es en mantener su más grande recurso: el idioma que hablan en su hogar.

Con la colaboración de The Conversation

Autora: Rebecca Callahan es profesora asociada de Educación Bilingüe/Bicultural, Estudios Culturales en Educación en la Universidad de Texas en Austin.

 

REUTERS/ Michaela Rehle