Sabemos que ninguna otra especie ha tenido un impacto tan grande en el planeta como nosotros. Lo que no sabíamos, hasta ahora, era cómo cuantificar ese impacto. Sin embargo, gracias a las estimaciones de un nuevo informe, ahora podemos situar la suma total de toda la producción de objetos materiales de la especie humana en la Tierra en más de 30 billones de toneladas.

¿Quién hizo este cálculo?

La investigación se publicó en Anthropocene Review, una revista científica que reúne artículos revisados por pares sobre la naturaleza de la época geológica actual, definida por la presencia del hombre.

Si bien nuestra biósfera incorporaría la masa total de todos los seres vivos en la Tierra, la tecnósfera incluye la producción total de objetos materiales de la especie humana. Esto es lo que esta investigación pretende calcular.

Los más grandes contribuyentes de materiales

El informe desglosa el efecto humano en diferentes aspectos de la actividad. Estos son los 10 aspectos más importantes, visualizados en la tabla Statista de arriba. Las áreas urbanas tienen el mayor impacto con creces (con 11,1 billones de toneladas) y las viviendas rurales aparecen en segundo lugar, con 6,3 billones. Los autores señalan que aunque estos números son difíciles de estimar con precisión, su magnitud puede considerarse correcta.

Un problema de peso

En la actualidad, la biomasa de la totalidad de la raza humana equivale aproximadamente a 300 millones de toneladas. Esto es más del doble que todos los grandes vertebrados terrestres que vivieron en la Tierra antes de la civilización humana, y un orden entero de magnitud mayor que el de todos los vertebrados que actualmente viven en la naturaleza.

Con 30,11 billones de toneladas, el tamaño de la tecnósfera es cinco órdenes de magnitud más grande incluso que eso. Es el equivalente de cada metro cuadrado de superficie de la Tierra cubierto con casi 50 kg de materia.

El dióxido de carbono en la atmósfera constituye solo una pequeña parte de la tecnósfera, y nuestra producción de gas nocivo se sitúa actualmente en 1 billón de toneladas. Si bien eso solo contribuye a un tercio del total, es suficiente para equipararse a 150 000 pirámides egipcias. También es suficiente para llenar una capa de aproximadamente 1 metro de espesor en todo el planeta, una capa que crece un milímetro cada quince días. Y eso sin tomar en cuenta el cuarto de nuestras emisiones de dióxido de carbono que se hunden en los océanos.