Ya existen países, como Dinamarca, México o India, que obtienen energía de las renovables a precios inferiores que la procedente de los combustibles fósiles y de la nuclear. Esto es solo un detalle de los progresos que se están haciendo en este campo. En 2016 se añadieron 161 GW de capacidad global , tal y como refleja el informe de la entidad especializada REN21. Esto significa un incremento del 9% en relación al total que había en 2015.

Tras un año de grandes números, como fue 2015, el pasado ejercicio las cifras se han moderado, aunque las energías renovables siguen creciendo. La solar fotovoltaica supuso**** un 47% del incremento en capacidad, mientras la eólica contribuyó con un 34%. Un 15,5% corresponde a la hidroeléctrica y el resto a una combinación de geotérmica y otras.

Al finalizar 2016 la capacidad de energías renovables a nivel global era de 2.017 GW. Si se excluyen los proyectos de hidroeléctrica el total es de 921 GW. Desde luego las centrales hidráulicas dominan el sector, con 1.096 GW, pero el resto de segmentos aumentan a buen ritmo. La eólica es la siguiente, con 487 GW , seguida de la solar, que cuenta ya con 303 GW de capacidad.

Por detrás está la capacidad de la biomasa, con 112 GW y, mucho más alejadas, la geotérmica (13,5 GW) y la termosolar (4,8 GW). En esta última España se sitúa como líder , seguida de Estados Unidos e India. El país también es el quinto a nivel mundial en capacidad eólica.

En cuanto a la inversión, el informe de REN21 destaca que la inversión en renovables fue aproximadamente el doble que la destinada a combustibles fósiles. Es el quinto año consecutivo que ocurre de esta manera. Aunque lo cierto es que este año, pese a la voluminosa inversión de 242 millones de dólares, no ha sido el mejor de los últimos ejercicios. Desde 2010 solo ha habido un periodo, el 2013, en que la inversión fue menor.

Y es que la inversión, excluyendo los proyectos de hidroeléctrica de más de 50 MW, cayó un 23% respecto a 2015. La ralentización se debe, según el informe, a la desaceleración de los mercados chino y japonés. Aunque la desaceleración también se ha dado en mercados emergentes como India o Sudáfrica. Pese a todo China sigue siendo el mayor inversor a nivel mundial en energías renovables: pone un 32% del total.