Como es habitual en Suiza, el año nuevo nos trae cambio de presidente. En este caso se trata de Alain Berset, nacido en Friburgo hace 45 años. Este licenciado en Ciencias Políticas y Economía es miembro del Partido Socialista. De habla francesa, es el más joven presidente de la Confederación desde 1934 y ocupa actualmente la cartera de Interior.

Dado que nunca está de más recordar el funcionamiento del tan peculiar sistema político suizo, aclaremos que el (o la) presidente de Suiza es uno de los siete miembros del Consejo Federal, o Ejecutivo. Estas siete personas son quienes dirigen los destinos de la nación, y representan de forma más o menos proporcional a los partidos mayoritarios en el Parlamento. El puesto de presidente es más simbólico que efectivo y es rotativo una vez al año.

Aunque la carismática Doris Leuthard (la presidente saliente) se expresó a favor de un mandato extensivo a dos años. A su juicio, una presidencia más larga “serviría mejor a los intereses de Suiza”. Leuthard afirmó que tras un año como presidente “los contactos internacionales se profundizan, y el nuevo presidente debe volver a empezar casi de cero”.

A nivel político, entre los desafíos que le trae 2018 a Berset, una vez más destacan las relaciones bilaterales con la UE; un desafío vital para el país alpino, dado que la UE es su primer socio comercial. En su discurso de investidura el nuevo presidente suizo destacó “la estabilidad de la economía y la competitividad de la industria nacional”, aunque a la hora de las preocupaciones destacan el futuro de las pensiones, el impacto de las nuevas tecnologías para los puestos de trabajo, o asegurar la igualdad entre los sexos. Pero más allá de los desafíos, Alain Berset cuenta con un capital de simpatía gracias a su estilo informal, su juventud y a un “arma secreta”. Se trata de Muriel, su esposa, quien junto a sus tres hijos pequeños forman una imagen de familia ideal con la que a muchos suizos les gusta identificarse. De hecho, no son pocos los medios locales que han calificado desde ya su mandato de presidencia glamour.