Si bien el cambio climático lleva años en el punto de mira, ha sido en las últimas décadas cuando ha adquirido más peso en los debates internacionales. Entre otras cosas, esto se debe al incremento de desastres climáticos y las vidas que estos se han cobrado hasta la fecha. La última edición del Índice Global de Riesgo Climático, publicado anualmente por Germanwatch, revela la lista de los países más afectados por las condiciones climáticas extremas durante el periodo comprendido entre 1997 y 2016. Una clasificación encabezada por Birmania debido, principalmente, al devastador ciclón Nargis, que llegó a las costas del país en 2008 y que provocó la muerte de unas 140.000 personas.

Teniendo en cuenta esto, no sorprende que el país asiático registre el promedio anual más elevado de muertes por causas climatológicas, con 14,55 víctimas mortales por cada 100.000 habitantes. De hecho, como muestra esta infografía de Statista, supera en más de 10 fallecimientos la cifra registrada por el segundo Estado más castigado por este tipo de desastres naturales: Honduras. Ahora bien, quizá lo que más sorprenda sea la presencia de países como Francia, Italia o España en el ranking, este último con una media de 697 muertes por año. El informe no ofrece ninguna explicación sobre la razón de esta incursión, pero seguramente uno de los factores claves se encuentre en las repentinas y extremas olas de calor como la que sacudió Europa en 2003, que se cobró más de 70.000 vidas.